lunes, 26 de julio de 2010

Pantalla de 21 x 9 mts. Evento Deloitte



Debido a las reformas en las misceláneas fiscales que se presentaron para el ejercicio 2008, nuestro cliente Deloitte ofreció un evento con el objetivo de difundir y explicar dichas reformas a implementarse a partir del siguiente año fiscal.

Por tal motivo se generó la necesidad de realizar este evento en 4 sedes de la Ciudad de México y área metropolitana (Hotel Fiesta Americana Santa Fe, WTC, Hotel Camino Real Polanco y Hotel Camino Real Perinorte) con el objetivo de acercar el evento al lugar de trabajo de los invitados.

El concepto creativo radicó en el acercamiento de la empresa con sus clientes bajo dos vertientes: La primera era la realización de dichos eventos en sedes cercanas a las oficinas de sus clientes y la segunda en lograr un impacto visual dentro del evento tratando de generar este acercamiento mediante una pantalla gigante nunca antes vista.

Teníamos que solucionar la producción de una gran pantalla que además fuera modular, ya que las fechas del evento tenían que ser en días consecutivos. Lo que se decidió fue producir dos pantallas gigantes con dos equipos de trabajo, el objetivo era que mientras corríamos el primer evento se estaba montando el segundo y así sucesivamente.

Para poder lograr una imagen clara y nítida en la gran pantalla se tuvieron que interconectar, mediante un software especial, tres videoproyectores de 10 mil ansilumenes montados en front colgados de una estructura MK1. La pantalla se tuvo que elaborar con tela de manta cocida y pintada con esmalte mate color blanco. El tamaño de la pantalla fue de 21 x 9 mts.



Realmente fue una producción muy complicada y emocionante ya que no se había realizado en México. Hoy podemos decir que este tipo proyectos nos han hecho crecer como casa productora y como organizadores de eventos.

El diseño, producción, operación y montaje estuvo a cargo de Luis Botello.

jueves, 22 de julio de 2010

Reconocimiento Ejecutivo.


Nuestro cliente Corporación Scribe nos solicitó diseñar un reconocimiento para entregar a sus colaboradores cuando se retiran por antigüedad, debería ser algo elegante y sobrio, tomando en cuenta que se entregaría a todos los niveles jerárquicos.

Propusimos -y nos aceptaron- la siguiente propuesta:

Reconocimiento en marco de madera de exportación color vino, impreso en serigrafía a 1 tinta con los datos en una placa metálica plateada, montada en una marialuisa roja muy cercano al color de su pantone institucional, montada en un par de vidrios antirreflejantes que dan la percepción de que la placa se encuentra flotando.

En cada una de sus ceremonias de retiro se entrega al colaborador un reconocimiento de este tipo. Recibiendo muy buenos comentarios del Reconocimiento.

martes, 6 de julio de 2010

6 de Julio de 1957, día en que se conocieron John y Paul.


El primer grupo de John se llamó "The Quarrymen" por el nombre de su escuela Secundaria. En él estaban sus amigos del barrio Pete Shotton, Nigel Walley e Ivan Vaughan, junto con otros estudiantes que entraban y salian. The Quarrymen, si bien tenían tarjetas de presentación que indicaban "Libres para actuaciones" (como si esperaran cobrar), tocaban con gusto donde hubiera un público para escucharlos. Se presentaban durante las diversas competencias que se llevaban a cabo en Liverpool y en los bailes estudiantiles de secundaria. Tocaban en la parte trasera de camiones en ferias, bailes y festejos parroquiales. En uno de esos festejos el 6 de Julio de 1957, en la iglesia parroquial de San Pedro, en Walton, Ivan Vaughan invitó a un condiscípulo llamado Paul McCartney.

El joven McCartney -tenía solo 14 años en aquel entonces- no fué porque le interesara escuchar a The Quarrymen; fué porque Ivan Vaughan lo había convencido de que sería una excelente oportunidad para conquistar chicas.

Los festejos habían empezado con un desfile por las calles, tras lo cual hubo una feria con puestos improvisados donde se vendían pasteles caseros y pay de riñón (comida típica inglesa); también hubo una demostración de perros de policía adiestrados, pertenecientes a la policía local y la actuación de una banda local llamada The Quarryman. Desde cierta distancia Paul observaba y escuchaba tocar a los amigos de la infancia de Ivan Vaughan.

Mas tarde, en el fresco salón de la iglesia, Paul tomó prestada la guitarra de uno de los muchachos y empezó a alardear con ella. Entre su público inmediato, Paul era evidentemente un virtuoso. Los muchachos quedaron impresionados, no solo porque tocara tan bien, sino porque sabía afinar una guitarra, un talento que, hasta entonces, ninguno de ellos podía dominar. Tan solo escuchando la radio, él era capaz de aprender todos los acordes y la letra de las canciones más populares, incluyento "Twenty Flight Rock", una nuevo hit que tenía acordes complicados. Además cantaba en el tono exacto, con una voz dulce, fácil, que le permitía alcanzar notas altas con tan poco esfuerzo como un niño de coro.

Mientras tocaba "Twenty Flight Rock" haciendo volar los dedos en la difícil secuencia de la guitarra, notó que un borracho se apoyaba en él, echándole en la cara su aliento a cerveza. Cuando miró el rostro del sujeto se dió cuenta que era alguien joven, un muchacho que no tenía mas de 16 años. Alguien dijo:

- Este es John,

"Esta borracho", pensó Paul, pero se limitó a decir:

- ¿Qué tal?

A regañadientes, John quedó impresionado con la destreza guitarrística de Paul, pero su orgullo le impedía admitirlo. Mientras observaba a Paul pensó: "Es la mitad de bueno que yo".

Paul, magnánimo como siempre, se ofreció a anotar toda la letra de "Twenty Flight Rock" y de "Bep bop a lula ", de Gene Vincent, para que John pudiera aprendérselas.

Pocos días mas tarde, Paul cruzaba el campo de golf de Allentown en su bicicleta cuando se encontró con Pete Shotton. "Oye", le gritó Shotton. "Ellos dicen que les gustaría mucho tenerte en la banda, si deseas unirte a ella".

Peter Brown & Steven Gaines "Los Beatles, una biografía confidencial" Javier Vergara Editor 1983

Aquí una pequeña muestra de lo que tocaron ese día, el audio no es bueno, pero es un documento histórico, también incluye fotos de ese dia:



Con afecto


BetoCronopio

lunes, 5 de julio de 2010

A todos los estudiantes de Diseño.


A toda la gente (principalmente escolapios) que me pregunta si como diseñador se gana buen dinero, va mi respuesta:

Es (como todo en la Vida), lo que ganas está en función directamente proporcional de acuerdo a que tan bueno seas.

Lo que si me sorprendió es la imagen que comparto con uds.

Con afecto


BetoCronopio