martes, 1 de noviembre de 2011

Y el Submarino Amarillo hizo una escala en la Ciudad de México.



Nuevamente los beatlemanos de México tuvimos una oportunidad perfecta para celebrar: por primera vez se presentaba en un concierto Ringo Starr, el ya había venido a inaugurar las oficinas de Emi, a filmar la película de El Cavernícola y en varias ocasiones a vacacionar en las playas nacionales.

En la entrada estaba el medio beatle en pleno, tuve la oportunidad de saludar a Ricardo Calderón y a Sofi, a Tere Chacón, a Manuel Guerrero, a Héctor "eltíocosa", a Kike del Chopo,etc.

De un tiempo para acá el buen Ringo trae una banda de muy buenos músicos, en esta ocasión su alineación fue con:
Wally Palmar / The Romantics
Rick Derringer,
Edgar Winter,
Gary Wright,
Richard Page / Mr. Mister
Gregg Bisonet

El evento se realizó en el Auditorio Nacional y antes del concierto el respetable ya demostraba tener la pila puesta: aplaudían, gritaban Ringo, Ringo.


Y con la puntualidad inglesa característica, a las 20:30 hrs se apagaron las luces, los músicos de la banda tomaron su lugar, el respetable empezó a gritar y por el micro se escuchó la típica frase de "Laaadies and gentlemaaaanns" y Ringo apareció con elegante traje negro, corriendo para tomar el micro e iniciar el concierto con "I don't come easy", seguido de "Honey don't" y después de agradecer las muestras de cariño tocó "Choose love".



Le cedió el lugar a Rick Derringer para interpretar "Hang on sloopy" mejor conocida en México como la de "Es lupe" y que tocaban en Radio alicia, siguió "Free Ride" de Edgar Winter, de ahí presentaron a Wally Palmar quien se reventó "Talking in your sleep" ese éxito ochentero, Gary Wright nos explicó en perfecto español que conoció a George y después de ir a la India a un retiro escribió la siguiente canción."Dream Weaver". Nuevamente le cedieron el lugar a Ringo quien, desde su batería tocó "I wanna be your man" con todo y movimiento beatle de cabeza. Después le cedió el turno Richard Page quien interpretó "Kyerie" y nuevamente dejó la batería para interpretar el tema de su terruño que viene en su mas reciente disco "The other side of liverpool", cada vez que el respetable gritaba "Ringo, Ringo, Ringo" se llevaba las manos al corazón y hacía como si latieran su palmas y contestaba "Ringo is my name", en cada comentario se notaba su acento scouse, acento típico de la gente de Liverpool.





A continuación Ringo preguntó si estabamos listos para cantar, se oyeron los acordes de "Yellow Submarine" y de inmediato el respetable (convocado días antes por redes sociales) saco globos amarillos para ondearlos mientras cantabamos las frases de la -hoy lo entendí- mejor canción del album revolver.




Terminando la megarola dejo a la banda para que hicieran una sesión de "Frankestein" que nos demostró que son una superbanda o como dicen en mi barrio "el mas chimuelo masca tuercas", de ahí tocaron "Peace Dream" y nuevamente Ringo se integró a la banda preguntando si estaba la audiencia lista para rockear, a continuación tocaron "Back off Boogaloo" que se ligó con el éxito ochentero de "What I like about you", seguido de "Rock and Roll, Hoochie koo", en la siguiente canción Ringo mencionó que la tocaba en su grupo anterior, sorprendiendo a todos ya que no mencionó al grupo que empieza con la letra B, sino al de los Rory Storm and the Hurracaines (que es antes de los B), se reventó la de "Boys", vino la parte tranquila con "love is alive" y la de "Broken Wings" alcanzando las mismísimas notas altas que requiere la rola además de ponerle una versión medio jazzeada con el sax, se acercaba el final y preguntó que rola queríamos escuchar, interpretaron "Photograph", "Act Naturally" y le cedió el lugar a Billy Shears para interpretar "With a little help from my friends" se despidió en los últimos acordes y de inmediato la ligaron con "Give peace a Chance" y tantan, se acabó. No hubo encore, regresó nuevamente pero solo para despedirse. Cerrando la actuación a las 22:15 hrs.



La escenografía era sencilla: una lona de tela impresa como fondo, una estrella gigante y flores, los instrumentos colocados en tarimas bajas (2 baterías), algo que no había visto es que cada que terminaba una canción entraban los roddies a dejar y recoger los instrumentos que se iban a utilizar por lo que no había instrumentos en el escenario sino que estaba muy limpio.

Me sorprendió ver a Ringo tan delgado y tan buena onda, siempre sonriendo y haciendo la señal de amor y paz.

Mucha gente se quejó de que faltaron muchos rolas de Ringo pero hay que ver que no era solo un concierto de Ringo sino de sus amigos y desde hace varias giras cada uno de los miembros de la banda toca sus propios éxitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario